Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona




Plan de Mandato del IMSS

Los servicios sociales básicos al inicio del mandato

El Instituto Municipal de Servicios Sociales de Barcelona nació al principio de 2010 con el objetivo de gestionar la red de servicios sociales básicos del Ayuntamiento de Barcelona,en el marco de unos parámetros de calidad y equidad social con el fin de contribuir a garantizar la inclusión social y el bienestar de todas las personas que viven y conviven en nuestra ciudad.

Para alcanzar este objetivo se marcaron como elementos claves del éxito trabajar con una actitud proactiva, creativa y comprometida en la atención de las necesidades sociales. En este sentido, la puesta en marcha del nuevo Modelo de Servicios Sociales Básicos ha supuesto una importante contribución a modernizar, extender, mejorar y equiparar los servicios en toda la ciudad, haciéndolos más ágiles, flexibles, eficaces, eficientes, sencillos, accesibles y próximos.

Como es conocido la herramienta principal de la actuación del Instituto son los Centros de Servicios Sociales, que forman una red articulada en todo el territorio. Estos centros, en un número de 40, son el primer peldaño de acceso de la ciudadanía al sistema de servicios sociales, atienden e informan a las personas y familias sobre los recursos, las prestaciones y servicios a los cuales tienen derecho, de acuerdo con la normativa vigente en este ámbito y llevan a cabo actuaciones en el ámbito comunitario, con colaboración con entidades y asociaciones del barrio, para impulsar tareas orientadas a la inclusión social de determinados colectivos.

Esta red de CSS distribuida por toda la ciudad tiene el soporte y la coordinación de 10 direcciones territoriales, una por distrito y los servicios central del Instituto que son los responsables de la gestión de todos se recursos, la supervisión y control de la contratación externa y la aprobación de los convenios, programas y proyectos que se derivan de la acción de los CSS o son iniciativa de la misma dirección desde una perspectiva del conjunto de la ciudad.

No hay que decir que el instituto trabaja codo a codo con las direcciones del Área de calidad de vida, igualdad y deportes, de la cual depende y de la que recibe todo el soporte necesario para cumplir sus objetivos estatutarios y los estratégicos definidos por el nuevo gobierno en el nuevo mandato.


La adaptación del modelo de servicios sociales básicos a las nuevas necesidades

EL IMSS está haciendo todos los esfuerzos necesarios por la adaptación y mejora de los servicios con el fin de hacer frente a los importantes cambios normativos (Ley de Servicios Sociales y Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas con situación de Dependencia y Ley de la infancia), a los cambios sociales (alargamiento de la esperanza de vida, nuevas realidades familiares, cambios en el mercado laboral, etc.).

El principal reto sin embargo, que se plantea en este mandato es el de la adaptación de los servicios sociales básicos a las nuevas situaciones motivadas por uno entorno a recesión económica que genera más precariedad y que hace aflorar situaciones de mayor vulnerabilidad y fragilidad en la población, lo que provoca un incremento de la demanda de servicios sociales en la que hay que hacer frente.

A nivel instrumental, y con respecto a la prestación de los servicios directos (Catálogo de servicios), hace falta trabajar para alcanzar la mejora de la calidad, garantizar la equidad y la eficiencia y la participación de los actores en la prestación de los servicios sociales básicos. Por eso hemos de:

  • Repensar nuevas formas de intervención adaptadas al contexto actual y a los recursos disponibles, que al mismo tiempo garanticen la cobertura de las necesidades.
  • Mejorar el tiempo de respuesta de atención al ciudadano, a pesar del incremento de la demanda de servicios.
  • Convertirse en un instrumento para trabajar en hacia la corresponsabilidad entre los agentes públicos y privados en el abordaje de la exclusión social. El abordaje de la exclusión social no es sólo una responsabilidad de los servicios sociales. Hay que potenciar el trabajo colaborativo y en red con el resto de agentes con el fin de lindar con éxito las situaciones derivadas del entorno complejo actual.
  • Garantizar la prestación de los servicios a la ciudadanía buscando la optimización y redistribución de los recursos e instrumentos del IMSS.
  • Intervenir, desde el ámbito organizativo y de desarrollo profesional, a los efectos de dar herramientas que ayuden a los profesionales a dar respuesta a las especificidades que genera el contexto actual.