Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona




Proyecto Radars

La ciudad de Barcelona tiene una población de 1.613.393 personas de las cuales el 11,5% tienen más de 75 años y el 31,4% de estas, viven solas.

Muchas de estas personas han escogido continuar viviendo en su casa, solas o acompañadas, debido al alto sentimiento de pertenencia al barrio y a su entorno, y así quieren continuar viviendo el resto de su vida.

Para contribuir al bienestar de estas personas que desean permanecer en sus barrios, el Ayuntamiento, conjuntamente con los vecinos y vecinas, farmacias, comerciantes y asociaciones, han puesto en marcha el Proyecto Radars.

¿Qué es el Proyecto Radars?

El Proyecto Radars es una iniciativa que nació en el barrio del Camp d'en Grassot-Gràcia Nova del distrito de Gràcia con el objetivo de ayudar y facilitar que las personas mayores que viven o se sienten solas, puedan continuar en su hogar con la complicidad de su entorno, garantizando su bienestar social.

Es una red de prevención en la cual participan vecinos, vecinas, comerciantes, personas voluntarias y profesionales de las entidades y servicios vinculados a los barrios.

¿Cuál es el objetivo del Proyecto Radars?

Ayudar y facilitar que las personas mayores puedan continuar viviendo en su hogar, y garantizar su bienestar con la complicidad de su entorno. La prioridad es reducir el riesgo de aislamiento y de exclusión social y paliar la soledad no querida.

¿Cómo funciona el Proyecto Radars?

Desde el proyecto se pide a los radars que estén atentos a la dinámica diaria de las personas mayores que conocen y que, si detectan algún cambio en su rutina diaria, en su comportamiento o en su aspecto y no se tiene la opción de acercarse a esta persona, se pongan en contacto con el proyecto.

A los "radars" se les facilita un número de teléfono del centro de servicios sociales y una dirección de correo electrónico porque puedan comunicarlo.

Las personas mayores detectadas son valoradas por los profesionales de los Servicios Sociales, que intervienen conjuntamente con la red del barrio en caso de necesidad.

El proceso se completa con el apoyo de una Plataforma de Seguimiento Telefónico, en la que participan voluntarios y voluntarias del barrio que hacen un seguimiento de manera continuada de la persona mayor detectada con el objetivo de vincularlo a la red social del barrio.

¿Cómo puedes ayudar a las personas mayores de tu barrio?

Tú puedes ser un Radar: una persona vecina o comerciante, solidaria y observadora, pero a la vez muy respetuosa con la privacidad de las personas. No te supondrá ningún esfuerzo. Sólo hace falta que estés un poco atento/a a la dinámica diaria de las personas mayores que conoces o tienes cerca.

Si detectas un cambio en su rutina, en su comportamiento o en su aspecto, puede ser un indicio que necesitan algún tipo de ayuda. En este caso, si no tienes la opción de acercarte a esta persona, lo único que tienes que hacer es ponerte en contacto con el proyecto Radars.

¿Quieres implicarte en el Proyecto Radars?

Cuando invitamos a las personas y entidades del barrio a participar no pedimos que se incorporen a una estructura ya formada. Radars es un proyecto comunitario y esto quiere decir que lo creamos y llevamos a cabo entre todas las entidades y personas que nos añadimos en cada barrio donde se desarrolla.

Puedes participar formando parte de la Mesa Radars, el espacio de encuentro entre equipamientos y entidades del barrio, donde se decide como se desarrolla el proyecto; un lugar ideal para acercar e intercambiar información sobre el barrio y todo el que tenga que ver con la gente mayor, donde pueden surgir tantas ideas como seamos capaces de elaborar.

También puedes formar parte de la Plataforma de Seguimiento Telefónico, personas voluntarias que llaman de manera periódica a las personas usuarias de Radars para saber como están, charlar un rato e invitarlas a participar a las actividades de su barrio.

En los espacios de difusión, para pensar cuáles son las mejores maneras de dar a conocer el proyecto al barrio, donde nos podemos dirigir, en quienes podemos pensar como cómplices de esta aventura. Podríamos decir que es el "departamento de publicidad" de Radars.

El Puerta a Puerta Vecinal es la tarea con la que tenemos que tener más cuidado. Una vez seleccionados los edificios donde pensamos que hay más personas mayores en el barrio y donde más pueden necesitar un poco de ayuda, estos voluntarios hacen una visita, puerta a puerta, y hacen una entrevista sobre su estado de salud y los ofrecen hacerse usuarias del proyecto.

Cómo esto de llamar a las casas es una tarea muy sensible, hay que hacerlo mediante la adhesión a la Cruz Roja con quien de manera conjunta se hace una selección y una formación de las personas interesadas.

Si te interesa implicarte al proyecto de forma más activa, puedes acercarte al centro de Servicios Sociales de tu barrio o envíanos un correo a radarsgentgran@bcn.cat.