Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona




Proyecto Radars

La ciudad de Barcelona tiene una población de 1.610.427 personas de las cuales el 11,5% tienen más de 75 años y el 31,3% de estas, viven solas.

Muchas de estas personas han elegido continuar viviendo en su casa, solas o acompañadas, y ante el reto que supone garantizar su seguridad y bienestar, el Ayuntamiento, conjuntamente con los recursos y tejido asociativo de los barrios, desarrolla el Proyecto Radars desde 2008.

¿Qué es el Proyecto Radars?

Es una red de prevención y de acción comunitaria dirigida a detectar y prevenir situaciones de riesgo de las personas mayores, y a paliar los efectos negativos de la soledad no deseada, contando con la complicidad del entorno.

Radars es una iniciativa que nació en el barrio del Camp d’en Grassot-Gràcia Nova, en un contexto marcado por el creciente número de personas mayores en riesgo de aislamiento, pero también desde la voluntad de los Servicios Sociales de combinar su capacidad de acción con la participación activa de las entidades, los servicios, los vecinos y las vecinas y la comunidad en general, para afrontar esta situación con un enfoque preventivo.

Los buenos resultados del proyecto han supuesto que Radars se convierta en un proyecto de ciudad, presente en todos los distritos y en funcionamiento en un total de 35 barrios.

¿Cómo funciona el Proyecto Radars?

Radars se articula mediante la creación de una red de barrio que cuenta con varios espacios de participación. La base de esta red la forman los radares: vecinos y vecinas, comercios y farmacias del barrio que, con una mirada sensible y respetuosa, están atentos a la dinámica diaria de las personas mayores de su entorno y actúan de forma preventiva para evitar su aislamiento.

Para detectar las personas mayores que se encuentran solas, se implican también los centros de salud así como otros agentes del territorio que facilitan la incorporación de las personas mayores al proyecto.

Con el objetivo de paliar el sentimiento de soledad de estas personas, se crea la Plataforma de Seguimiento Telefónico, donde participan voluntarios y voluntarias del barrio que llaman de forma periódica a las personas mayores, con quienes establecen una relación de confianza que será un primer paso para promover su vinculación al territorio. Esta tarea se complementa con la coordinación entre diferentes recursos y entidades (casales, centros cívicos, entidades de voluntariado, etc.) y con la creación de nuevas iniciativas comunitarias que contribuyan a la inclusión de las personas mayores en su entorno más próximo.

El protagonismo de la comunidad

La comunidad tiene un papel protagonista en el proceso de transformación del barrio, para convertirse en un territorio "amigable y seguro para la gente mayor que vive en él". Por eso todas las acciones que se llevan a cabo en el marco de Radars combinan el liderazgo y papel activo de los Servicios Sociales con la participación activa de agentes locales.

La corresponsabilidad como base de la acción pública, nos permite desarrollar acciones preventivas y que contribuyan a paliar la soledad no deseada, un fenómeno que se hace necesario abordar contando con la implicación de toda la comunidad.

Participación en el Proyecto Radars

Radars se diseña y configura en cada barrio y por tanto, lo definen las personas, entidades, servicios y equipamientos que forman parte. Los espacios habituales de participación en el proyecto son:

Radares vecinales, comerciales y farmacias: son una figura clave en el proyecto ya que gracias a su papel de proximidad con las personas mayores, en caso de detectar algún cambio en su rutina diaria, en su comportamiento o en su aspecto se ponen en contacto con el proyecto.

Tabla Radars: es el espacio de encuentro e intercambio entre vecinos/as, personas voluntarias, servicios y entidades del barrio donde se planifican las estrategias y acciones que se llevarán a cabo en el marco del proyecto.

Plataforma de Seguimiento Telefónico: formadas por grupos de voluntarios que realizan llamadas a las personas atendidas por Radars, con el objetivo de hacer un seguimiento de su situación y facilitar la vinculación en la red social del barrio.

Detección - puerta a puerta: el "puerta a puerta" es una tarea realizada por voluntarios de Cruz Roja. Consiste en visitar los domicilios de zonas del barrio que presentan mayores indicadores de sobre envejecimiento y personas que viven solas, con el fin de conocer la situación de las personas mayores e invitarles a participar, y promover al mismo tiempo la implicación de los vecinos y las vecinas en la red de Radars.

Sensibilización y difusión: para motivar un proceso de transformación en el barrio es importante dar a conocer el proyecto, y con esta finalidad miembros del proyecto y voluntarios realizan acciones de difusión y sensibilización en el territorio.

Acogidas y acompañamientos: con el objetivo de facilitar la participación de las personas mayores en las actividades y eventos del barrio, voluntarios y voluntarias realizan acogidas y acompañamientos puntuales.

Radars es un proyecto comunitario donde cada participación cuenta! Si quieres colaborar de forma activa, puedes llamar al teléfono 93 619 73 11 o escribirnos al correo radarsgentgran@bcn.cat.