Características generales e historia

  • Colección artrópodos - Lepidópteros

    Lepidópteros / museuciencies

La colección de artrópodos es la más numerosa y diversificada del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona (MCNB) puesto que contiene más de la mitad del total de especímenes de las colecciones que se conservan en el mismo. La cantidad exacta de ejemplares es difícil de estimar pero está comprendida entre 1.750.000 y 1.900.000. En ella están representados la mayoría de órdenes de los diferentes subfílums (Chelicerata, Crustacea, Unirramia) que constituyen el fílum Arthropoda, si bien los hexápodos son el grupo más numeroso, con una importante relevancia de los insectos.

La colección de especímenes tipo de la colección de artrópodos presenta un destacado valor científico, tanto por lo que respecta al número de ejemplares y especies como a los grupos taxonómicos representados.

La mayor parte de la colección de artrópodos proviene de la región paleártica, aunque las colecciones de algunos grupos de insectos coleópteros como los anóbidos, cicindélidos, tenebriónidos e insectos neurópteros contienen representantes de la práctica totalidad de regiones bioclimáticas del mundo por razones históricas.

Las colecciones de Artur Martorell y de Daniel Müller son las primeras que ingresaron en el Museo Martorell en 1901 y en 1903, respectivamente, por lo que tienen un importante valor histórico y patrimonial pese a su escaso valor científico debido a los limitados datos de recolección de los que disponen. La primera colección con rigor científico fue depositada en el año 1916 por Ascensi Codina y en ella destacan los coleópteros cicindélidos (escarabajos tigre) de todo el mundo.

Las colecciones que siguieron a estas son muchas y de gran importancia, pero hay que mencionar especialmente la colección creada a partir de la labor recolectora y científica del Dr. Francesc Español, conservador y director del Museo (desde los años treinta hasta a los años noventa del siglo pasado), quien dejó un legado patrimonial de gran interés científico con un gran número de nuevos taxones, casi todos válidos actualmente, y nuevas citas geográficas. Su actividad educativa y de formación de nuevos entomólogos también dio fruto ya que la investigación entomológica fue continuada a partir de entonces por sus discípulos, lo que se ha traducido en una colección muy activa que, año tras año, recibe un gran número de consultas así como un gran volumen de ingresos de colaboradores del MCNB que van enriqueciendo los fondos de la colección.

Sobre el web

Vés al menú principal