MediAmbient




Ecoconsejo

Eficiencia y ahorro energético en el hogar > Aislamiento

Algunos elementos clave para obtener una temperatura adecuada son el aislamiento térmico y los complementos para equilibrar la temperatura. Un aislamiento correcto permite reducir el uso de calefacción en invierno y de refrigeración en verano. De ser posible, hay que instalar doble ventana o doble cristal en las ventanas; ahorran un 25% de energía y, además, protegen contra la contaminación acústica. Es preciso tener en cuenta que el 40% de las fugas de calor se producen a través de ventanas y cristales. Es mejor que la carpintería incluya ruptura de puente térmico. Es conveniente utilizar persianas y cortinas: dejar entrar el máximo sol posible en invierno permite ahorrar calefacción, e impedir su paso en verano, ahorrar mucha refrigeración. En caso de poder escoger, las protecciones solares externas permiten ahorrar más energía que las internas. Al construir o rehabilitar una casa o un piso, no hay que escatimar en aislamientos para todos los cierres. Los aislamientos permiten ahorrar energía en climatización y ganar en confort. En caso de detectar infiltraciones de aire en puertas y ventanas, pueden reducirse mediante el uso de materiales sencillos y baratos, como la silicona o la masilla.

Los contenidos de este web están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.