Loop Festival en el Museu Picasso

Del 16 al 28 de mayo

El Museu Picasso colabora con Loop, la muestra de vídeo de Barcelona. Coincidiendo con el 15.º aniversario del festival, presentamos la obra TV Interruptions (1971) de David Hall.

En el marco de su decimoquinta edición, que se ha titulado «Winding the Clock Back», el festival Loop Barcelona dedica su programa a los pioneros y pioneras del videoarte. Esta voluntad arqueológica responde a la necesidad de rastrear los orígenes de una disciplina radicalmente contemporánea y en transformación permanente.

En el Museu Picasso se presenta la obra TV Interruptions, del videoartista británico David Hall (1937-2014). Pionero de los new media, Hall hizo del vídeo el medio de su particular trabajo en torno a la experiencia del tiempo y la desmaterialización del objeto artístico.

Esta obra consistió originalmente en la emisión de siete vídeos (de una duración de entre tres y cuatro minutos cada uno) a través de la televisión pública escocesa durante el festival de Edimburgo. Los vídeos, que se emitieron sin ningún tipo de anuncio previo ni explicaciones posteriores, aparecen como una interrupción en la continuidad de la programación e invitaban a los espectadores a interrogarse sobre lo que acababan de ver. El aparato de televisión doméstico se convertía de esta manera en el espacio de aparición de la obra y la señal televisiva se transformaba en un canal que substituía momentáneamente las funciones de exhibición propias de la institución artística tradicional. Casi medio siglo después de su emisión original y siguiendo el mismo planteamiento sorpresivo, los siete vídeos se emiten de nuevo, en el programa de Loop, a través de la señal de BTV.

Poniendo en relación, las posibilidades del vídeo con su faceta artística anterior como escultor, Hall también exploró la dimensión plástica y escultórica de los monitores a través de varias obras que en la actualidad son clásicos indiscutibles del videoarte. TV Interruptions se convirtió en una de esas piezas de carácter escultórico, en la que los siete vídeos se reproducen a través de un grupo de siete monitores. Su emisión simultánea, pero no coincidente, produce una serie de interrupciones entre los vídeos. Al mismo tiempo, la instalación en su conjunto también produce una interrupción sonora y visual en el contexto institucional en el que se presenta.