• Un excepcional e inédito recorrido por más de doscientas cincuenta imágenes nos descubre todos los matices de la relación entre Picasso y el artista modernista por excelencia: Santiago Rusiñol. Partiendo de una profunda admiración del Rusiñol personaje/artista, Picasso recorrió un largo camino que lo llevó a asumir parte de sus postulados y prácticas para llegar, después de un proceso de fagocitación (utilizando el término empleado por el comisario de la exposición, Eduard Vallès)a distanciarse de él casi definitivamente a través de la sátira y la caricaturización. Este camino (ilustrado al a perfección por los 21 retratos que Picasso hizo de Rusiñol) constituye un ejemplo paradigmático de los procesos creativos y vitales del pintor malagueño.
    Camí: /museupicasso/es/picasso-versus-rusi%C3%B1ol-
  • En enero de 1937, Picasso empezó a trabajar en un par de aguafuertes en los que vertió una descarnada sátira contra el general Franco y la violencia de los ataques contra el bando republicano, así como una denuncia del dolor de las víctimas del conflicto bélico que España estaba sufriendo. Cada uno de los grabados contiene nueve viñetas que inicialmente debían reproducirse de forma individual como postales. El artista eligió para las estampas el título de "Sueño y Mentira de Franco" y finalmente se vendieron, sin cortar y en una carpeta con uno de sus poemas, durante la Exposición Internacional de París de aquel mismo año. Esta obra, una de las más emblemáticas de la producción picassiana de la época, es el eje que vertebra la exposición «Viñetas en el frente», que analiza en profundidad la vinculación entre el lenguaje gráfico y simbólico que Picasso empleó en "Sueño y Mentira de Franco" y el resto de les manifestaciones artísticas y propagandísticas que se desarrollaron durante la Guerra Civil española. La muestra y el catálogo permiten constatar de nuevo los vínculos permanentes entre Picasso, su obra y la sociedad de su tiempo.
    Camí: /museupicasso/es/vi%C3%B1etas-en-el-frente-0
  • Picasso viajó por vez primera a París en otoño de 1900 con motivo de la Exposición Universal. Un año más tarde, expuso en la capital francesa, en la prestigiosa galería Vollard, y empezó a relacionarse con los artistas e intelectuales de la ciudad. El catálogo de la exposición «Devorar París. Picasso 1900-1907» nos permite, de la mano de Marilyn McCully, hacer un recorrido por la vida de Picasso en este crucial periodo, entender cómo le impactó la contemplación en directo de las obras de algunos artistas concretos ...
    Camí: /museupicasso/es/devorar-par%C3%ADs-picasso-1900-1907-0

Pages